Acceso al Sistema

  • Filtrar Noticias

  • Advierten que demasiada confianza en tu salud puede ponerte en riesgo

    Clarin · Fecha: 30 de November del 2022

    Tener confianza en uno mismo es una virtud. Pero el exceso de confianza no siempre es buen consejero, al menos en lo que a cuidado de la salud se refiere. Sobre eso llaman la atención dos trabajos divulgados recientemente: un estudio realizado en Europa que mostró que las personas mayores que sobrestiman su salud van al médico con menos frecuencia; y un sondeo entre hombres de Estados Unidos que halló que la mayoría piensa que son naturalmente más sanos que otros y un tercio considera que no necesita exámenes de salud anuales. Más confianza, menos controles La investigación liderada por Sonja Spitzer, del Instituto de Demografía de la Universidad de Viena, y Mujaheed Shaikh, de la Hertie School en Berlín, ambas en Alemania, se basó en datos de más de 80.000 europeos mayores de 50 años. Los resultados fueron publicados en el artículo "Percepción errónea de la salud y utilización de la atención médica entre los europeos mayores", en The Journal of the Economics of Aging. "La percepción errónea puede tener graves consecuencias para la salud", sostienen los autores, que hallaron que las personas mayores que sobrestiman su salud concurren menos al médico, lo que puede resultar en la detección tardía de algunas enfermedades. Al comparar parámetros objetivos y autoinformados relevados en la Encuesta de Salud, Envejecimiento y Jubilación en Europa, hallaron que las personas "más confiadas" en su salud visitan al médico con un 17% menos de frecuencia que aquellas que evalúan correctamente su estado. En cambio, las personas que subestiman su estado de salud (o tienen menos confianza en ella) concurren un 21,4% más al médico. La consulta de salud periódica, destacan, es crucial para la prevención, sobre todo en lo que respecta a exámenes de detección o screening. No obstante, se trata de un tema que admite grises. Los autores plantean que por un lado, las visitas adicionales podrían generar costos innecesarios, un aspecto relevante si se tiene en cuenta el envejecimiento de la población y el alto costo de salud que genera. Por otro lado, quienes tienen menos confianza en su salud, y a raíz de eso se controlan y cuidan más, puede que a largo plazo requieran menos servicios de salud, lo que podría tener un impacto positivo. Según los investigadores, no siempre es fácil establecer qué visitas están justificadas y cuáles no. La percepción sobre el propio estado de salud puede estar errado. Foto Shutterstock. Hombres muy confiados En la misma línea, una encuesta -realizada por la consultora The Harris Poll a pedido de Orlando Health- a casi 900 varones mayores de 18 años en Estados Unidos halló que uno de cada tres (33 %) no cree que necesitan exámenes de salud anuales y casi dos tercios (65%) creen que son naturalmente más saludables que otros en general. "Es estadísticamente imposible que la mayoría de los hombres sean más saludables que la mayoría de los hombres", ironizó Thomas Kelley, especialista en medicina familiar en Orlando Health. "Incluso si cree que está sano y no experimenta ningún síntoma, puede haber problemas que a menudo pasan desapercibidos y que también pueden poner en peligro la vida si no se controlan", dijo. "Algunos de ellos -graficó- incluyen el aumento de la presión arterial que puede ser una bomba de tiempo para un ataque cardíaco o un ataque cerebrovascular (ACV), así como el cáncer de colon, que es uno de los cánceres más mortales pero prevenibles que existen. "Como médico de atención primaria, Kelley dice que escuchó todas las excusas para que los hombres falten a sus consultas, pero dice que la razón subyacente para evitar ir al consultorio del suele ser el miedo. "Si sos hombre y hace tiempo que no vas al médico, no sabes qué esperar", afirmó en ese sentido. "Una de las grandes cosas que hace que sea menos aterrador es tener buena relación con un médico de atención primaria. Así, la mayoría de los hombres encuentran que el proceso es más fácil de lo que pensaban. Demanda aproximadamente media hora y, al final de la consulta, se va con una idea general de su estado, el riesgo que corre y lo que debe hacer por su salud en el futuro", afirmó. Pero para que pueda construirse esa relación, se necesita que los varones concurran a la consulta. La encuesta encontró que casi 4 de cada 10 (38%) buscan consejos médicos en las redes sociales, lo que puede ser extremadamente problemático si no hacen referencia a fuentes médicas acreditadas. Y un porcentaje similar admite que tiende a ocuparse más de la salud de sus mascotas que de la propia. La hipertensión no suele dar síntomas y es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular. Foto Shutterstock. Hábitos para ganar salud Hacer ejercicio en forma regular, llevar una buena alimentación, hidratarse, descansar bien, encontrar formas de reducir el estrés y combinar todo esos hábitos saludables con exámenes anuales que pueden favorecer la detección temprana de algunas enfermedades, puede marcar una gran diferencia en su salud en general, subrayó. "Es mucho más fácil ir al médico una vez al año para un chequeo y asegurarse de que no está desarrollando diabetes, presión arterial alta o un problema cardíaco, que encontrarse en una unidad de terapia intensiva que necesita una cirugía de derivación cardíaca porque no se detectaron y trataron esos factores a tiempo", concluyó Kelley.
    Ver en la web original